Declaración Ciudadana para promover Ciudades Bajas en Carbono “Construyendo Soluciones Colectivas”

Los ciudadanos del mundo, hacemos un llamado a nuestros  gobernantes a construir de manera colectiva ciudades bajas en carbono y diseñar políticas públicas incluyentes que permitan un trabajo del sector público, privado y la ciudadanía para reducir las emisiones de gases de efecto de invernadero para mitigar el cambio climático y tener ciudades más sostenibles.

Invitamos a todos los interesados a manifestar su apoyo para un trabajo colaborativo que permita hacer frente a los inminentes retos que el cambio climático presenta para la sociedad humana en el siglo 21.

En vista de los desafíos climáticos y las consecuencias medioambientales del uso de combustibles fósiles, una rápida descarbonización de los sistemas socio-ecológicos humanos aparece como opción deseable para el desarrollo humano sostenible. Además, este camino para la construcción de una ciudad baja en carbono ofrecen múltiples oportunidades para el desarrollo urbano próspero y socialmente equilibrado.

Sin importar nuestros orígenes cada uno de nosotros es un ciudadano del mundo que vive en un mundo urbanizado. Por lo tanto, tenemos un interés común para hacer frente a los retos del cambio climático. Esta declaración te invita a unirte y construir soluciones colectivas a los desafíos del cambio climático en todos los contextos geográficos, culturales, sociales o étnicos.

Unimos nuestras voces para promover:

  1. Educación y sensibilización para el cambio climático
  2. Tecnología e innovación
  3. Participación activa de todos los ciudadanos
  4. La biodiversidad urbana
  5. Financiación
  6. Energías renovables
  7. Movilidad sostenible
  8. Adecuado manejo de residuos y economía circular
  9. Agricultura Urbana
  10. Medición, monitoreo y reporte de Gases de Efecto de invernadero

Construimos nuestro trabajo y esta declaración sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) presentadas por las Naciones Unidas en 2015, en particular los ODS 7, 11 y 13, así como el Acuerdo de París y la Nueva Agenda Urbana.